Compensación por mordedura de perro

Llame al (800) 863-5312 para hablar gratis con un abogado de mordedura de perro

La compensación por mordedura de perro se le concede a quienes han sido mordidos por un canino como resultado de la negligencia del dueño del animal. Las estadísticas muestran que 4.7 millones de personas son mordidas por perros cada año. Por ejemplo, un dueño de perro puede tener una mascota inadecuadamente entrenada o sin supervisión. Si un perro no supervisado o no entrenado causa una lesión a una víctima inocente, la persona lesionada puede tener derecho a exigir una indemnización al dueño del perro.

Si usted o alguno de sus seres queridos ha quedado lesionado luego de que un perro lo mordiera y busca una compensación, llame a Zinda Law Group al (800) 863-5312 para conseguir una consulta gratis con uno de nuestros experimentados abogados de mordeduras de perro.

¿Cuánto vale mi caso de mordedura de perro?

El valor de su caso depende fuertemente de varios factores, tales como:

  • La severidad de sus lesiones.
  • El costo del cuidado médico – después de la mordedura y los cuidados futuros.
  • Salarios perdidos – salarios perdidos actuales y futuros.
  • Dolor, sufrimiento y angustia emocional.
  • ¿Quién es responsable de las lesiones?

Hablar con un abogado le ayudará a esbozar un estimado del valor de su caso.

¿Cómo introducir una reclamación?

1. Atención médica

Es esencial que, luego de que sea mordido por un perro, busque atención médica. Si bien la mayoría de los dueños llevan a sus perros al veterinario para vacunarlos contra la rabia, nunca está de más prevenir. Por consiguiente, pida una inyección contra la rabia o el tétanos de inmediato. Esto no solo será beneficioso para su salud, sino además para su caso ya que necesitará demostrar sus lesiones, lo cual normalmente se hace a través de un informe médico.

2. Documentación

Es importante contar con evidencia que respalde su caso. Asegúrese de reportar la mordedura de perro. Ya sea ante una pequeña agencia de control animal, la policía o el departamento del comisario, debe reportar el ataque. Este reporte podrá ser útil al momento de hacer un reclamo.

También le ayudará tomar fotografías de las heridas, pues estas mostrarán las lesiones sostenidas. Adicionalmente, debería conservar cualquier artículo relacionado con la mordedura. Por ejemplo, conserve la ropa que usaba el día del ataque, conserve las facturas médicas y otros recibos relacionados con gastos producidos por la mordedura del perro, conserve las cartas que le envió la compañía de seguros del dueño del perro, etc.

3. No responda a la compañía de seguros del dueño del perro

Luego de la mordedura de perro, es probable que la compañía de seguros del dueño del animal lo contacte. Le pedirán una declaración relacionada con el incidente o acceso a su historial médico. Es recomendable rechazar estas solicitudes hasta tanto no haya hablado con un abogado, pues podrían afectar su capacidad para conseguir una compensación justa. También podrían pedirle que firme una exención o que acepte una oferta por un acuerdo. Le recomendamos que rechace estas solicitudes y que hable con un abogado primero, pues las aseguradoras son infamemente conocidas por ofrecer cantidades muy inferiores y de esta manera intentar persuadir a las víctimas para resolver el caso rápidamente.

4. Llame a un abogado

Un abogado experto es una ventaja que puede fortalecer su caso y ayudarle a conseguir la máxima compensación disponible. Al tener un abogado de su parte, este profesional comenzará a investigar su caso, recolectará toda la documentación relevante y la evidencia y negociará con la compañía de seguros a su nombre. Buscará resolver su caso de la forma más rápida posible y con sus mejores intereses en mente.

Niños y compensación

Un niño mordido por un perro no estará en la posición de iniciar una demanda. El motivo es que se trata de menores de edad, los cuales, en la mayoría de los casos, no pueden introducir demandas contra otras personas, como el dueño del perro, por cuenta propia.

Sin embargo, los padres o tutores legales del niño podrán introducir una demanda en representación del menor. En caso de que se llegue a un acuerpo para la reclamación, los montos que corresponden al niño serán entregados a su nombre cuando cumpla los 18 años.

Para discutir gratis su caso de mordedura de perro a un niño con un abogado, llámenos al (800) 863-5312.

Reclamaciones comunes

Su capacidad de introducir una demanda dependerá del estado en el que viva. Su estado podría tener leyes de mordeduras de perro relativamente directas, indicando que el dueño del perro es responsable de cualquier lesión o daño a la propiedad incurrido por su perro. Por otro lado, hay otros estados que tienen la regla de “una mordida”, la cual indica que el dueño del perro solo será responsable si se puede demostrar que él/ella sabía que el perro era peligroso.

Negligencia del dueño del perro

Por lo general se hace un reclamo contra el dueño del perro como resultado de negligencia. Para lograr una reclamación exitosa, debe demostrarse que el dueño del perro fue negligente o que sabía que su perro era peligroso y no implementó las medidas preventivas correctas, como ponerle un bozal a su perro en público.

No obstante, tenga en cuenta que su caso puede no ser exitoso si el perro lo mordió mientras entraba ilegalmente a la propiedad del dueño del perro. De igual forma, si usted provocó al perro o recibió una advertencia acerca del peligro que representaba el animal, es posible que su demanda no sea exitosa.

Tipos de acuerdos comunes

Las lesiones por mordeduras de perro pueden variar desde cortes leves a desfiguración severa y la compensación variará dependiendo de la severidad de la lesión y los detalles específicos del incidente. A continuación se presenta una lista de las lesiones comunes por mordeduras de perro.

  • Laceraciones.
  • Cicatrices.
  • Desfiguración.
  • Daño nervioso.
  • Trastorno de estrés postraumático.
  • Infecciones.

Si usted o alguno de sus seres queridos sufrió alguna de estas lesiones debido a la negligencia del dueño de un perro, probablemente podrá conseguir una indemnización por parte del propietario del animal. A continuación se presenta un listado no tan exhaustivo de elementos por los cuales podrá exigir un reembolso:

  • Facturas médicas presentes y futuras.
  • Salarios perdidos.
  • Salarios futuros perdidos.
  • Terapia física y rehabilitación.
  • Angustia emocional.

Lidiando con el seguro de propietarios

Si el dueño de un perro tiene seguro de propietario, lo más probable es que tenga protección por responsabilidad tras mordedura de perro. Aunque las pólizas de seguros varían entre una compañía y otra, lo más típico es que las empresas tengan una cobertura máxima para estos casos de $100,000 a $300,000. No obstante, algunas compañías no cubrirán la responsabilidad del dueño del perro si el animal es de una raza específica. Por ejemplo, hay compañías que no protegen a los dueños de perros de razas peligrosas, incluyendo Pitbulls y Rottweilers.

Su abogado lo guiará por el proceso de negociación. No obstante, usted tendrá la decisión final ante un acuerdo a medida que avance la negociación.

Llegar a un acuerdo con una compañía de seguros podría dejarlo con menos de lo que usted podría recibir si tuviese a un abogado a su lado. La aseguradora intentará poner fin rápidamente al caso y seguir adelante, y al hacerlo podrá obviar aspectos importantes como los cuidados médicos futuros, salarios perdidos futuros o cualquier costo de rehabilitación. Por este motivo es recomendable hablar con un abogado antes de aceptar cualquier acuerdo con una compañía de seguros.

¿Cómo se calcula la compensación por mordedura de perro?

En general, los acuerdos se calculan tomando en consideración las pérdidas económicas y no económicas de la víctima.

Pérdidas económicas

Las pérdidas económicas pueden incluir factores como:

  • Costos médicos – una mordedura de perro severa no es algo que pueda ser tratado con un kit de primeros auxilios. Luego de una lesión de este tipo, es posible que necesite una ambulancia o un transporte aéreo para llevar a la víctima al hospital. Una vez que la persona esté hospitalizada, es posible que un médico deba hacer una sutura o cirugía.
  • Costos médicos futuros – incluso después del tratamiento inicial, es posible que existan costos médicos adicionales para prevenir una infección post-operatoria o los gastos asociados con la rehabilitación.
  • Ganancias perdidas.
  • Ganancias futuras perdidas.
  • Otros gastos asociados al incidente.

Pérdidas no económicas

Las pérdidas no económicas incluyen factores que son más difíciles de calcular que las pérdidas económicas, tales como:

  • Dolor y sufrimiento
  • Sufrimiento mental asociado a estrés postraumático y cicatrices.

Daños punitivos

Las víctimas de mordeduras de perro también podrás solicitar daños punitivos. Los daños punitivos son esencialmente una compensación adicional concedida a la víctima para castigar al dueño del perro en casos donde sus acciones pueden considerarse deliberadas.

Nota: la compensación promedio por mordedura de perro dependerá del estado en el que viva, los detalles específicos de su caso y las acciones del dueño del perro. Un abogado podrá ayudarle a determinar el valor de su caso.

Plazos legales

En general, el límite de tiempo para introducir una demanda por mordedura de perro será el mismo que el de demandar por lesiones personales. Como el plazo límite para casos de lesiones personales puede variar entre uno y seis años tras la lesión – dependiendo del estado en el que viva – puede esperar que su caso de mordedura de perro tenga un plazo similar. No obstante, le será de utilidad hablar con un abogado en su estado para conocer más acerca de los plazos legales asociados a su caso particular.

Hable con Zinda Law Group

Si desea una consulta 100% gratuita con un abogado de mordedura de perro, no dude en contactar a Zinda Law Group llamando al (800) 863-5312. Nuestros abogados de lesiones trabajan con honorarios contingentes, lo que quiere decir que no pagará ni un centavo si no ganamos su caso. Creemos que nuestros clientes no deben preocuparse por los honorarios legales cuando están buscando poner fin a su caso – esa es nuestra garantía sin cobros por adelantado.

Las reuniones con los abogados son solo con cita.